MusicaOpinion

Dog God

El rework de RTRXN.

Por: Ulises Sanher

Antes de salir al Festival Saca El Diablo de Ecuador salió a la luz una nota escabrosa, se trataba del triste fin que tuvieron Salomón Aceves, Marco García y Daniel Díaz, raptados el 19 de marzo, víctimas de una presunta “confusión”, resulta muy idiota el argumento de las autoridades, estaban donde no debían estar.

Si bien el clima de inseguridad por el que atraviesa el país no es noticia nueva este hecho se sintió cercano, quizá fue la atención mediática, las marchas o el tratarse de   estudiantes que al estar haciendo una tarea fueron victimados. El coraje e impotencia generan acción, en teoría es la respuesta obligada, ¿cómo podemos ayudar a generar un mejor entorno social?, podemos mencionar distintas acciones pequeñas que generen grandes cambios, estamos en un círculo donde todos creemos tener el derecho de cagarla pensando en que seremos los únicos afectados, pasando altos, dando mordidas que aportan a la corrupción, tirando basura en la calle, no respetar al peatón, ciclista, creemos que todo es culpa del gobierno cuando nosotros no somos capaces siquiera de pasar un sólo día sin cometer algún acto que nos meta en el  barril de mierda donde afirmamos sólo la clase política se encuentra.

El rework de Dog God, canción de Café Tacvba se pensó para levantar la voz, presentarlo en un festival fuera del país a manera de queja y tributo a los miles de desaparecidos en Jalisco y México, que el continente sepa que aunque México es benevolente también libra una batalla de años generada por la pereza y falta de conciencia social de los gobernantes y ciudadanos, uno de los objetivos primordiales de la música es denunciar mediante melodías el sentir de muchos en voz de unos cuantos, la canción se tocó en Ecuador teniendo como fondo de pantalla los rostros de personas que no han sido localizadas, las cifras de violencia del estado (Jalisco) y los asistentes captaron el mensaje, después del show compartieron que en Quito comenzaban las repeticiones del México Mágico pues 2 periodistas habían desaparecido con la sospecha de que el crimen organizado era el responsable.

De regreso al país el eco de violencia seguía presente, ¿qué más podemos hacer?, al buscar información en redes se dio con una Asociación dedicada a la búsqueda de desaparecidos en Jalisco, sin afiliación política ni religiosa, lo que les mueve es dar soporte a las familias que sufren pérdida de seres queridos, no sólo emocional sino también de acompañamiento y denuncia así como de divulgación mediante sus páginas. FUNDEJ (Familias Unidas por Nuestros Desaparecidos Jalisco) necesita de apoyo económico y visibilidad, esa labor titánica desempeñada no debe quedarse en las sombras.

Se habló con Marla Gamez de Café Tacvba para hacerle saber que deseábamos grabar el tema y donar el 100% de ingresos a FUNDEJ, fue grata la sorpresa al recibir el ok de la banda y más aún la suma de distintos personajes que se sumaron al esfuerzo, Odín Parada de REC 4 Estudios inmediatamente puso a disposición infraestructura y experiencia, la producción corrió a cargo de su persona añadiendo el talento de María Tamer, Unum Zúñiga y Álamo Estudios logrando un resultado que plasmó sobremanera los ánimos de  sociedades hastiadas.

De ahí nace el movimiento #músicaresponsable invitando a distintos actores de la industria a aportar con talento, la realización de acciones que nos ayuden a convertirnos en ciudadanos empáticos con problemas ajenos, si bien existen personas dedicadas a apoyar a los demás nunca está por demás no sólo dar like a publicaciones, el activismo digital no es suficiente, tenemos que actuar ahora porque la historia nos juzgará como una generación que pudo hacer cambios y prefirió seguir jodiendo al otro con el castigo del silencio.

Gracias a Ditto Music por la distribución de Dog God, Café Tacvba y demás involucrados que invirtieron tiempo y recursos para dar escaparate a un problema que es de todos, sigamos dando voz a los que necesitan, les invito a escuchar la canción pues toda la ganancia de su escucha irá directo a FUNDEJ.

Etiquetas

Artículos Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *