ConciertoEditorialLiveMusicaReseña

Peter Murphy y David J: 40 años de ser “vampiros sonoros”

La icónica ave nocturna devoró Guadalajara

Foto: Mario Jiménez

“In The Flat Field”, tema que le dio nombre al primer álbum de Bauhaus fue, también, la primera composición del legendario Peter Murphy hace 40 años y, por tal motivo, los amantes del característico rock gótico de la banda, nos dimos cita el pasado 12 de enero al Teatro Diana para celebrar su trayectoria.

Antecedidos por Birdhaus, agrupación local que maneja el género Downtempo, la imagen misteriosa y magnética de Peter Murphy apareció en escena junto a David J en el bajo, Mark Gemini en la guitarra y Marc Slutsky en la batería dando inicio al setlist con “King Volcano”, los aplausos no se hicieron esperar.

Con pocas luces y una atmósfera lúgubre durante todo el show, estos cuatro elegantes hombres hicieron sonar “Kingdom’s Coming”, “Burning From the Inside” y una de sus más significativas rolas “Bela Lugosi’s Dead”. Con cada tema, Murphy se movía al ritmo de la música, yendo de un lugar a otro con un vaivén sensual lleno de oscuridad y seguridad. Sin duda, actitud es lo que le sobra a Peter. Después siguió con el track “She’s in Parties”, para este punto el público estaba en euforia total, enseguida todos bailaban con “Kick in the Eye” y “Dark Entries”.

Después de varias canciones que hicieron remontar a muchos a otra época, el primer encore fue seguido de una impecable interpretación del single “The Three Shadows” para cerrar con “Severance”. Luego de su despedida, las luces continuaron apagadas y el público quedó aplaudiendo y coreando el nombre de la banda esperando por más. El cuarteto regresó para cerrar con broche de oro con “Ziggy Stardust”, no pudo ser mejor.

Y así fue, tuvimos la oportunidad de ver sobre el escenario al %50 de Bauhaus (que bueno, la separación de Bauhaus no fue algo taaan negativo si ponemos en la balanza a Love and Rockets), dos de los fundadores de esta gran banda británica y compañía se encargaron de hacernos pasar una noche memorable alcanzando un clímax auditivo. Digamos que hicimos entrega de nuestras yugulares a estos “vampiros sonoros” llenos de pasión y dramatismo.

Desde ya los esperamos en una próxima gira.

Etiquetas

Ixchel Medina

Víctima de la música, nicotina, cafeína y mazapanes :D

Artículos Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *