Gente

Detalles: La Fayuca

Por Víctor Vish Fernández


Cómo cuando estrenaste tus tenis «pony», sentías que el mundo era pequeño; playera Sergio Valente, pantalón entubado, reloj de calculadora «Casio», walkman en tu cintura, y dos cassettes para el camino; el que te regaló tu pareja con canciones grabadas de la radio y otro que compraste en el baratillo, La Revo (ahuevo). Salir en bicicleta, una vagabundo y dar un tour por la calle de la tecnología, la fayuca de la calle 60.  Llegar a los tejuinos, los tacos del güero, pregunta de rigor: con cebolla o va visitar la novia.
Tampoco podría faltar la visita a Taiwan de Dios, San Jhony, la fayuca del mercado libertad, ir a recorrer los pasillos de la tecnología, ropa americana, televisiones, grabadoras… y qué decir de la comida, las tortas de don chilo, las ahogadas del güero, una carne asada del tapatío I y II, los tacos de Conrado, los tacos de carnitas y surrapas de puerco, calmar la sed con jugo de caña, una cerveza de raíz o grosella.


Los escríbanos nos salvan de transcribir a máquina las monografías; el periódico «El Jalisciense» daba a conocer que el diablo se había sido visto bailando en la central nueva según testigos, y radio fantasmas se apoderaba de la amplitud modulada con leyendas tapatías de terror.

Etiquetas

Jahdiel Paredes

Comunicóloga despistada con momentos hedonistas, curiosa por la música, amante del cine y fotografía, romántica idealista, me gusta el chocolate.

Artículos Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *