Editorial

DETALLES

Por Víctor Vish Fernández

Pidala Cantando.
Los radio fm con despertador era la tendencia en los ochenta, la hora en color rojo luminoso. Radio juventud y stereo soul radiodifusoras de gran nivel daban un amplio panorama musical a la perla tapatía. Mientras que en la amplitud modulada en el canal 1410 Jose Carlos Romo nos decía: pidala cantando! Ya para el mediodía, en el tianguis, mercado, barrio, colonia, o fraccionamiento José Luis Ortiz «el cabeza de lombriz» de adueñaba de los radios receptores con la cotorra de su radio; alegría desbordante al ritmo de cumbias. Que años más tarde se le reconocería como el señor comercial, con una voz privilegiada. Formo parte de gran equipo en el canal 58 al lado de maestro Emilio Fernando Alonso, Adán Vega Barajas, Ernesto López Mota, y un joven que prometía, David Medrano Félix.

El maestro Joel Estevane González era la voz más reconocida en la ciudad de las rosas, la voz oficial de la W Guadalajara. Años en qué las el equipo de fútbol las chivas jugaban los domingos al mediodía bajo el mando de Alberto Guerra, papá de la talentosa mujer de labios rosas, Elí Guerra. Sufre mamón se colgaba del topteen en todo México, y algunas mamás ponían el grito en el cielo por semejante letra que atentaba al pudor, al mismo tiempo lloraban con la película «Mentiras» con Lupita D’alessio, que nos contaba como el amor le hacía bullying. Mismo años en qué Luis Miguel le daba identidad al pop mexicano.

Artículos Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *