Editorial

#LaReseña

Recién acaba de estrenar NetflixLAT la película A Ghost Story es del 2017, del director David Lowery y cuenta con un elenco de calidad con Casey Affleck, Rooney Mara, Liz Franke. Una película que es una poesía al séptimo arte, con el mínimo de diálogos, con buenas actuaciones. Quizá pocos se han preguntado ¿Un fantasma tiene sentimientos? ¿Un fantasma se puede enamorar? O ¿puede llegar al suicidio?

En cada imagen nos lleva a sentir el amor y la esperanza, pero también con tomas de poca luz y muchas sombra nos lleva a los temas de depresión, angustia, soledad y nos hace sentir y erizar la piel. La banda sonora juega un papel importante para generar está atmósfera de sentimientos. Una historia de fantasmas no es una película de terror, es una historia de amor, que habla de lo difícil que es el desapego, lo complejo de la vida y la nostalgia. La película nos habla del espíritu de un hombre que queda atrapado en el hogar que compartía con su esposa, desde entonces las puertas del tiempo se abren de par en par. No es una película para ver después del trabajo, o en trayecto de la oficina a tu casa. Es película para disfrutar con una copa de vino y dejarse llevar en la nostalgia.

Por Víctor Vish Fernández

Artículos Relacionado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Check Also

Close