Editorial

LA RADIO PARA VIVIR DE ELLA O CON ELLA

Por Juan José Rodríguez artículo en noviembre del 2000 publicado en La Canica No 15 #Recuento

No hay necesidad de recurrir a la ya trillada historia de la creación de la radio con Marconi para conocer algo del medio actual, por eso comenzamos diciendo que en 1900 los barcos trasatlánticos emitieron las primeras señales de barco a barco y banco a tierra, dando aviso de tempestades, desastres o simplemente rutas. Para 1910, la radio se fue desarrollando, entonces se transmitían conciertos desde teatros y auditorios, así se hizo popular por el uso de la música y la radio comenzó a ser parte de los hogares…los anunciantes vieron en la radio un medio oportuno para ellos, cosa que es clara en nuestros días.

Poco tiempo paso para que este maravilloso medio llegara a nuestro país en 1921. Vemos claro que inicialmente la función de la radio era meramente social, a media creció, sus funciones también, ahora la radio se expande para informar, educar y entretener.

 En 1960 se crea la Ley Federal de Radio y Televisión (aún vigente), en su articulo 13 dice “las radios se dividen en comerciales, oficiales, culturales de experimentación, radios universitarias u otra índole”. Como es esto, pues las radios comerciales existen gracias a una concesión de la Secretaria de Comunicaciones y transportes, mientras las demás, son permisionadas de la misma dependencia. Bien, la diferencia no solo radica en esto, sino que la radio comercial esta autorizada para transmitir anuncios y cobrar por ellos, y las radios permisionadas con las universitarias, indigenistas o del estado no pueden hacer lucro.

El cuadrante en nuestra ciudad está prácticamente saturado, ya que en FM no hay frecuencias disponibles: entre FM y AM existen un total de 50 emisoras, de las cuales mas del 80% es radio comercial, cuyos contenidos están muy lejos cumplir con las 3 funciones del medio, que se mencionan en cualquier libro acerca de la radio.

Independientemente de la ley, de la radio comercial y todo, lo cierto es que la radio es mágica y aun en este fin del milenio con la globalización y el internet, la radio es el único medio electrónico que cuenta con la característica única de la “inmediatez” que aún mantiene.

Hay que recordar a todas las personas (y no me excluyo de haberlo hecho) que dicen: “aquí la radio esta madreada”, es cierto que los programas de música nueva no toman por asalto el cuadrante con propuestas diferentes o novedosas, lo que si es verdad es que de unos años para aca, los productores, locutores y demás interesado en difundir la “buena o nueva música”, se han encargado de construir programas con diferentes temáticas pero con un mismo fin, acaso seria el de cambiar nuestra manera de escuchar; el caso esta en que no podemos crecer nuestra cultura musical si seguimos con actitudes tipo: “lo que yo escucho es lo más chingon” o “los ochentas son la neta”, no podemos erradicar esto sino abrimos un poco más nuestros oídos a las nuevas propuestas o simplemente darnos la oportunidad de cuando escuchemos algo nuevo, darle mas de 3 segundos. O sea, si eres de los que piensa que la radio esta madreada, a lo mejor te falta paciencia o cultura radiofónica.

Las formas en las que la música llega a nosotros noes muy variada, una; te la recomiendan, sea como sea te late y buscas el material; alguien que escuchaste por ahí o algo que te llama la atención de esa propuesta, ya sea por los músicos que intervienen o, por el genero y lo que se dice en los medios de comunicación. En fin, por cualquier recomendación. Otras es la red, en la cual no hay límites. Y la otra es la radio, que en nuestras circunstancias (dígase: ubicación política, cultural y la tradición que esta siendo “el consumismo”), no es muy agraciada, pero tenemos lo nuestro, hoy día en que todo esta cayendo: cayó el partido que nos gobernó 71 años, la muralla que dividía a las Alemanias, el Concorde y hasta las chichis de mi vecina, hoy día se puede decir que la radio esta siendo tomada por propuestas que estimulan más la cultura musical.

La radio hoy en día (noviembre del 2000), esta proponiendo, ya se pueden encontrar espacios que están muy distantes de ser un machote como se nos acostumbró en los 90. Los espacios siempre han existido, quien no recuerda “La Pitaya yeye” con Trino, Octavio Limón y Luis Usabiaga, un programa que la producción en cuanto a aparatos era mínima, lo que contaba ahí era la gran capacidad de divertirse y comunicar de estos locutores con el ingrediente principal “música de primera”. Ahora l importante es mantenerlos y lograr esa cultura musical que toda la banda (como tu) quiere, así como poder dejar atrás la época del consumismo, de grupos pre fabricados (que invade a todo el mundo) , que no solo esto se ve en la radio, por ejemplo, la gran bandera para los alternativos  (en los 80), Mtv cayó, dio sus destas al pop…El fin de esto no es atacar lo que ahora domina la radio, sino estimular a la gente para que escuche las siguientes recomendaciones que hace La Real Academia de Las Canicas.

Artículos Relacionado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *