opinion

  • Las situaciones contemporáneas de México tienen buen ritmo gracias a Cienfuegos

    Chen Quintero y su banda están a punto de presentar su segundo álbum en Guadalajara. Entrevistamos al virtuoso saxofonista de Cienfuegos quien nos habló sobre su nuevo disco, experiencias con el público y los planes próximos.

    Ixchel Medina: Bestiario Sonoro es su 2do disco, leyendo los títulos de los temas, pues han dado vida a un disco muy mexicano, ¿cómo es que adaptan los protagonistas de cada canción a la realidad actual del país?

    Chen Quintero: En este disco del Bestiario Sonoro estamos tratando de retratar la realidad del mexicano contemporáneo, buscamos ver a través de cada uno de estos animales a manera de fábula para interpretar y darle una visión moderna a lo que estamos haciendo, a lo que vivimos y a tal cual, nuestra mexicanidad. Todas las piezas tratan de algún tema en específico de cosas que vivimos, por ejemplo, está El Perro de Agua y La Serpiente que hablan mucho de la violencia y de todo el ajetreo que vivimos en las realidades como mexicanos de una ciudad tan agitada como es Guadalajara, de hecho El Perro de Agua está inspirada en la violencia que se vive en el norte del país, El Cenzontle habla del amor y de todo esto que existe pero a través de nuestros ojos que no es el amor como lo de los boleros sino un amor más complicado, más postmoderno.

    IM: ¿La cultura de nuestro país es su fuente de inspiración?

    CQ: Más que fuente de inspiración es lo que somos, como artistas tenemos que ser un reflejo de las realidades que vivimos y la cultura del mexicano, la idiosincrasia del mexicano es parte de lo que vivimos y lo que somos.

    IM: ¿Consideras que México es un país conservador en cuanto al género Jazz?

    CQ: En México hay muchas corrientes dentro del género del jazz y sí que hasta cierto punto, en algunos lugares, en algunas situaciones, sí que se es conservacionista, están en algunas lugares buscando el jazz como música tal cual de conservación, yo en lo particular no estoy tan de acuerdo, puesto que el jazz realmente se caracteriza por ser un lenguaje que avanza, que crece en el tiempo, que se desarrolla, y pues que en teoría tocar jazz es ser libre, entonces sí que habrá algunos lugares en donde el jazz es tal cuál muy conservador pero hay otros lugares en México donde la fusión es lo que se vive, como aquí en Guadalajara.

    IM: Actualmente, ¿cuál es su reto en términos compositivos, interpretativos y de comunicación? tanto en el estudio como en vivo

    CQ: Creo que el reto como creadores en general es eso, es ser un reflejo fiel de la realidad en la que vives y avanzar en este proceso de comunicación tal cual en donde podamos ser realmente la voz de nuestra comunidad, creo que ese es el reto para todos los artistas, para todos los creadores

    IM: ¿Qué tal es la experiencia con el público cuando reciben sus mezclas?

    CQ: Con el público nos han pasado cosas rarísimas, conexiones muy extrañas, como por ejemplo, en Tijuana nos fue increíblemente bien, niños, jóvenes, adultos, ancianos, todos estaban prendidos, estaban encantadísimos con la música, pero una vez tocamos en el Festival de Jazz en Mazatlán y al final se me acercó un gringo a decirme que lo que estábamos tocando pues “no era jazz” y yo le dije “usted tiene toda la razón, estamos tocando nosotros música contemporánea mexicana” y él se fue contento con la respuesta, y así ha sido con diferentes públicos, con diferentes personas, hemos tenido unas conexiones extrañas. Recién tocamos en el D.F. y durante todo el concierto no supimos si les estaba gustando o no les estaba gustando, hasta el final que llegaron a comprar discos, a pedir autógrafos y cuanta cosa que no nos imaginábamos, son un público medio extraño, frío, pero en México hay de todo, gente que te grita terminando los solos “ahhh, chido” y hay gente que aplaude cuando se terminan las rolas, son diferentes públicos. Creo que nos ha ido bien, hemos tenido una buena aceptación en general.

    IM: Bueno, ahorita están con estilo jazz, rock, tropical, pero ¿buscan explorar otros sonidos o quieren elaborar un poco más lo que ya tienen?

    CQ: Creo que parte de la idea y de la concepción de la banda es avanzar, buscar nuevos sonidos, buscar cortar lo más posible el espacio que existe entre el público y las composiciones, no nosotros en sí, sino la música, creo que la música va avanzando conforme lo hace el público, conforme vamos conociendo más cosas, conociendo más lugares, más situaciones, más personas, entonces la música está cambiando. De hecho ya estamos trabajando en el 3er disco y el sonido es un poco diferente al de los primeros dos, pero bueno, nuestra idea es avanzar hacia lo contemporáneo, eso es lo que hacemos

    IM: Para finalizar, ¿cuáles son sus metas a corto plazo?

    CQ: Nuestra meta principal para finalizar el 2018 y comenzar el 2019 es girar este disco que acabamos de presentar. Vamos a estar en varios lugares y festivales, queremos abarcar la mayor parte del territorio mexicano, es como lo principal a corto plazo, terminar esta gira que estamos haciendo que se llama Bestiario en Movimiento. Y lo que sigue es producir el siguiente material y buscar llevar nuestra música a Latinoamérica y Europa.