recomendaciones

  • ¿Todos vamos al mismo lugar?

    Por: Diego W. Escamilla
    Redacción: Roberto Tejeda

    ¿Has tenido dentro de tu proyecto musical a ese integrante que parece no involucrarse como todos los demás?

    Nos referimos a ese integrante que no llega a los ensayos a tiempo, que no ensaya las canciones, que no se emociona igual en las presentaciones, que a la hora de invertir da la apariencia de no querer emplear su tiempo, ni esfuerzo, ni dinero (muy necesarias cada una para que el proyecto siga avanzando).

    Esto habla de una falta de compromiso al nivel que requiere el proyecto para que avance, puede ser por diferentes situaciones: Familiar, académica, económica, sentimental, etc. Es necesario que como proyecto hable cada integrante sobre sus aspiraciones, sus metas, el fin que tienen en mente al estar involucrados en el proyecto, esto es importante porque aquel miembro de la banda que tiene como meta o aspiración vivir de esto y hacer lo que se tenga que hacer para salir adelante con el proyecto, tendrá un nivel de compromiso muy diferente a aquel miembro de la banda que ve el proyecto como algo pasajero, como un hobby, como algo para divertirse y entretenerse, ésta diferencia de compromiso se verá reflejada de inmediato en la toma de decisiones, las propuestas que se hagan, las oportunidades que se tomen, el tiempo que se dedique, la energía que se de, etc.

    Es necesario hablar con todos los integrantes de la banda y comprobar que todos tienen la misma meta y el mismo nivel de compromiso con el proyecto. Éste tipo de conversación parece innecesaria e irrelevante, ya que regularmente se cree que todos tienen las mismas aspiraciones, pero que  con el paso del tiempo sale a la luz la verdadera motivación de cada uno. El que está comprometido completamente siempre buscará como hacer más para llegar más lejos, el que está comprometido a medias o no está comprometido, siempre buscará hacer menos, no le importará si se puede llegar más lejos,  en cuanto su comodidad se vea comprometida con alguna exigencia del proyecto optará por no involucrarse, siempre teniendo un buen pretexto o excusa del por qué no pudo realizar lo que le tocaba.

    Nuestra recomendación es buscar tener el tiempo de platicar todos los involucrados del proyecto para conocer cuales son las metas que tiene cada uno con respecto al mismo, y así hacer los ajustes que se tengan que hacer, dejando de lado si son amigos desde hace mucho tiempo, si es el mejor ejecutante en su instrumento, si es la persona con todos los contactos de la industria, etc. Porque si no hay compromiso, de nada te servirá todo el talento o toda la amistad, si cuando  se necesite que la persona realice la actividad de la que es responsable no la haga por su falta de compromiso.

    Se tiene que ser muy objetivo en este tema y así poder tomar la mejor decisión de qué miembros del equipo van al mismo lugar y cuales no, aquellos miembros que no van al mismo lugar eventualmente decidirán si salir del proyecto, comprometerse más, o como banda tomar la decisión de pedirle que se retire.

    Es importante que identifiquen que todos los miembros de la banda tengan las mismas intenciones, las mismas metas y las mismas aspiraciones, así todos se sumarán a empujar hacia una misma dirección, y se comprometerán al nivel que sus aspiraciones lo requieran.