RoxyFest

  • Al calor del Roxy

    Fotos: Mario Enrique Jimenez

    El Roxy este año no solo tenía que superar a  su primera edición, ahora también venía implícita la “inauguración” de un nuevo venue dentro de la ciudad. Los nuevos venues para festivales o eventos masivos de cualquier índole representan un gran reto, las voluntades pueden romperse bajo la presión de una logística con muchos obstáculos o pueden salir avante descubriendo exitosamente una nueva opción con anécdotas y experiencias de los asistentes, este año sin duda lo lograron los organizadores.

    Sin importar el calor y el sol que caía implacable en Terraza Vallarta, la segunda edición del Festival Roxy en Guadalajara fue todo un éxito, desde muy temprano que abrieron los dos escenarios la gente comenzó a llegar para escuchar propuestas como Icari y Technicolor Fabrics. La disposición de los de los stages permitía pasar de uno a otro sin desplazarse tanto, prácticamente uno solo se giraba y ya podía ver lo que ocurría en el otro escenario. Había también un pequeño foro donde se presentaron proyectos independientes como Crew Peligrosos o la Roxy Hip Hop Jazz Band, un combinado de artistas locales como Charles Ans, Troker o Arturo de la Torre.

    Lo genial del Festival Roxy, a diferencia de otros festivales de la ciudad, es la variedad de proyectos que se presentan en el mismo lugar, ademas de tener como temática los homenajes a iconos de la música. En esta edición fue el turno de homenajear a Freddie Mercury, por lo tanto los motivos de la decoración del festival mostraban imágenes el cantante, además uno de los actos en vivo fue de God Save the Queen, una banda tributo a Queen que se lucieron con su show, en verdad traían todo el look and feel. También pudimos disfrutar de Antonio Sanchez y su enorme show de jazz muy libre y a las hermanas sensación de Monterrey: The Warning, un potente trío de rock formado por adolescentes muy talentosas.

    Creo que la hora a la que pusieron a Bauhaus no ayudó mucho a su show por la temática de su música, el mismo Peter Murphy hizo algún comentario sobre el tema, pero aun así continuaron con y la gente, acalorada, disfrutó toda su intervención; luego, para dar paso a Erasure en el escenario converse, el dueto se synth pop de los 80’s que puso a bailar a todos mientras el sol comenzaba a bajar y la temperatura a ponerse mas y mas agradable.

    Otra cosa que tiene el Roxy es la variedad el público que busca alcanzar con los exponentes que invita, también busca convertirse en el festival familiar por experiencia al habilitar zonas de comida amplias y de entretenimiento para los niños como parte de sus características, bastaba con caminar algunos metros para toparse con algún detalle divertido o que llamara la atención o algún expendio de cerveza, que jamás faltó. Otra palomita que se anotaron los organizadores fue el uso de pulseras y hacer cashless 100% el festival. Espero sea la tendencia de ahora en adelante.

    Otros grandes actos que me toco presenciar fue cuando tocó Richard Ashcroft y Franz Ferdinand. El primero mezclando en su setlist canciones de su etapa de solista y éxitos que tuvo con The Verve, gran momento que se vivió en el festival cuando cerró con Bittersweet Simphony. Los segundos, Franz Ferdiand, dieron una cátedra de lo que es hacer un show con energía, cargado de baile y fiesta, creo que fueron de los mejores.

    En el siguiente escenario continuó Incubus, quizá uno de los actos mas esperados de la noche, a pesar de las fallas con el audio la gente quedó muy complacida por el espectáculo de la banda. Luego ya para cerrar el festival, en el escenario converse sale LCD Soundsystem, el headliner que todos esperaban, la gente ya había comenzado a salirse de Terraza Vallarta pero aun quedaba un muy buen número presenciando el ultimo show que se prolongo por mas de una hora para cerrar de manera excelente el Festival.

    De nuevo la promesa de regresar el próximo año, una vez mas el Roxy demostró que se quiere posicionar como el festival tapatío por excelencia, donde no solo un segmento de gente o entretenimiento es abarcado sino una mezcla de emociones que unen a las generaciones dentro de un mismo lugar.